Google+

lunes, 23 de marzo de 2015

Llegó la primavera, estrenamos vestido!



Me chifla esta puntilla!!!

Seguro que ya os suena porque ya no es la primera vez que hago este vestido. Puedo variar la tela, el color, o el corte, pero la puntilla.... la puntilla es lo que identifica este vestido!




Esta vez lo hice para Carolina, como no! No podía faltar en su armario... completito, con capota y braga a juego.




Con un panty en las piernas queda ideal... pero estoy deseando que llegue el calorcito para verlo con las piernas al aire!


Fijaros que bonitos los complementos... la puntilla bordeando la cara de los niños queda preciosa!




Terminamos con una vista del conjunto completo... y deseando tener tiempo para completarlo con una chaquetilla blanca!

Bicos!

lunes, 16 de marzo de 2015

Cómo se hace... un vestido trapecio

Buenas! Hoy toca tutorial!

Hice un pequeño tutorial con los pasos que yo sigo para hacer un vestido trapecio, forrado y abotonado en la espalda. Es una prenda muy versátil que aparece una y otra vez en el armario de bebés y niñas, así que es importante dominarla!

Si te decides a seguir el tutorial, una vez terminado tendrás un vestido tan bonito como este!!




O más bonito todavía!! Después de entender este tutorial sólo necesitarás telas bonitas, adornos preciosos, y gusto para combinarlos!

Antes de empezar quiero dejar claras un par de cosas!

  • Este tutorial es una mezcla de otros tutoriales de la web, consejos de mi profe, detalles que vi hacer a otras "modistillas" y cositas que fui aprendiendo a base de leches con el tiempo y la experiencia.
  • Habrá otras mil formas, mejores y peores, de hacer este tipo de vestidos, pero a mi esta rutina me va muy bien. El resultado es muy pulcro, con los remates cuidados, y aunque hay pasos un poco latosos veréis que no es nada complicado.
  • No hay un solo hilván en todo el vestido! Hilvanar es una de las tareas que más pereza nos da a muchas (lo reconozco, a mi también), y la verdad es que para este vestido casi no es necesario... así que nos lo saltaremos. Ahora, si te sientes mas segura hilvanando adelante!! No está prohibido! Y si no tienes mucha experiencia también lo recomiendo en algunos pasos, sobre todo en la colocación de los adornos.
  • Como no hilvanamos vamos a utilizar muchos alfileres, y coseremos sobre ellos con la máquina. Recomiendo utilizar alfileres de cabeza pequeña, y que estén en buen estado, ni rotos ni doblados. La máquina cose perfectamente sobre ellos (siempre que estén colocados en perpendicular a la costura), pero puede ser que se rompa alguna aguja... a mi me pasó un par de veces, pero me merece la pena.
  • NO INCLUYO PATRONES, ni indicaciones para cortar la prenda. Entiendo que todas tendréis un patrón y cortaréis las piezas con las pautas que el patrón indique.
  • El margen de costura que yo utilizo viene determinado por el ancho del prensatelas. Pongo el prensatelas siempre al borde de la tela y coso a esa distancia. Si a la hora de cortar la prenda dejas otro margen diferente tenlo en cuenta!
  • Mi vestido está confeccionado en piqué con forro de batista de algodón, pero aunque estas son algunas de las telas más utilizadas para este tipo de vestido hay muchas más.

Una vez cortadas las piezas (un delantero y dos espaldas de forro y vestido) según tu patrón (presta atención a si el patrón incluye o no margen de costura y vistas para la tira de botones), empezamos:


1. Pulimos los bordes de la tela con remalladora o zigzag. Todo el contorno del vestido y forro excepto sisas y cuello.

2. Colocamos los adornos en la tela del vestido, en mi caso 2 tiras de puntillas colocadas verticalmente en el centro del delantero.




3. Cosemos los hombros, uniendo el delantero a las 2 espaldas, tanto del vestido como del forro, pero independientemente: el vestido por un lado y el forro por otro.

Mira como coloco los alfileres en perpendicular a la costura para sujetar las telas y coser directamente sobre ellos.




4. Planchamos estas costuras, abriéndolas. Y nos queda algo así:




5. Encaramos la tela con el forro (los derechos de las telas se miran y las costuras quedan hacia fuera)  y cosemos el lateral de las espaldas que corresponde con la zona de los botones, uniendo tela y forro. Empezamos a coser desde la parte alta del vestido, pero no llegamos hasta el bajo, dejamos la costura "a medias". Con coser unos 10 o 15 cm es suficiente.

En la siguiente imagen señalo la parte que hay que coser con los puntitos rosas.




6. Sujetamos con alfileres las dos piezas por los hombros, a la altura de la costura, teniendo cuidado de que la costura quede abierta, y "costura con costura" de tela y forro. Las costuras quedan hacia fuera pero a la misma altura, una con otra.




7. Ahora vamos a por el cuello!

Sujetamos con alfileres todo el contorno del escote, uniendo tela y forro.

Presta atención a la zona del final de la espalda. El forro es mas corto que la tela del vestido, así que nos queda un trocito donde hay dos capas de tela de vestido y ninguna de forro. Está bien así, es la vista de la tira de botones!



No escatimes en alfileres. Es mejor asegurar que todo el contorno está bien sujeto. Empieza uniendo el centro del delantero de ambas telas (deberías tener una marca en este punto), ve avanzando hacia los hombros, y pasa luego a las espaldas.




Una vez tengas todo llenito de alfileres, a coser! empezamos por el final de una espalda... y hasta la otra!

Sacamos alfileres, y miramos por el derecho del vestido si la costura está bien, en mi caso para comprobar que la puntilla está bien cosida al escote. Nunca recorto el sobrante de la puntilla hasta que tengo el cuello cosido, así es mas fácil coserlo que con un trocito muy escaso de margen.



Además de recortar la puntilla, si la tienes, recortarás también un poco todo el margen de costura a lo largo de toda la costura, para que no sea de más de medio centímetro de ancho.




Y plancha!! Hay que planchar la costura con esmero para que asiente bien!

8. Vamos a pulir el acabado del cuello uniendo con un pespunte el margen de costura al forro.

Unimos con alfileres (no perpendiculares) el margen de costura al forro del vestido.
Espero que con estas fotos por el derecho y revés del vestido se entienda bien lo que digo:




Los alfileres los iremos retirando según cosemos. NO PASES CON LA MÁQUINA POR ENCIMA.
No seremos capaces de coser el trocito mas cercano al final de las espaldas, pero no pasa nada...

Cose despacio, y tirando un poquito de la tela, como intentando separar el vestido del forro. Un pelín solo, eh!!




¿Ves? no llego al extremo del vestido, pero no pasa nada, es más que suficiente.




Esta costura sirve para evitar que el forro sobresalga por el cuello, que se ve muy feo eso...
Y con esto y un poquito mas de plancha tenemos el cuello del vestido terminado.



9. A por las sisas!

El proceso en las sisas es el mismo que en el escote, los pasos son exactamente iguales.
Pero lo voy a complicar un poquito añadiendo un adorno en la sisa.

Sujetamos el adorno con alfileres al vestido, por el derecho de este.

Mi adorno no recorre toda la sisa, se acaba un poquito antes de la axila, para que no moleste a la niña. Si lo haces de esta forma asegúrate de marcar el punto exacto donde empieza y termina el adorno, para que queden igual en los dos brazos!




La puntilla se coloca sobre el derecho del vestido, orientada hacia dentro, así una vez que esté cosido  al forro y lo pongamos del derecho sobresaldrá hacia fuera.

Fíjate que no coloco el adorno al borde de la tela, sino un pelín hacia dentro. Hay que dejar la distancia aproximada que tenemos de margen de costura. Los extremos de la puntilla si que se acercan al borde de la tela, hasta sobrepasarlo; así conseguimos que la puntilla quede rematada escondida en la costura de la sisa.

Y lo cosemos justito por el borde del adorno al vestido, por el derecho. Esta costura la hago para ahorrarme un hilván, si prefieres puedes hilvanar. Como ya tengo el adorno unido a una tela puedo centrarme en la costura de vestido y forro, sin tener que estar pendiente de la puntilla.



Y ahora ya podemos seguir de la misma forma que en el cuello.

Unimos todo el contorno de la sisa con alfileres, empezando por el hombro para asegurar que las costuras quedan a la misma altura. Puede parecer que la tela del forro es mas estrecha que el vestido y no llega al borde, si es así fuérzala, estira un poco para que queden los cantos a la misma altura. Eso se debe a la costura de pulido del cuello, que tira del forro, pero una vez terminado quedará bien!



Y cosemos. La costura del adorno nos sirve de guía. Cosemos sobre ella y así aseguramos que el adorno quedará perfecto!




Quitamos alfileres, damos la vuelta al vestido y comprobamos que está bien. Si es así volvemos a poner del revés, recortamos la costura a medio centímetro, volvemos a poner del derecho, y plancha!

Esta es la parte mas latosa del vestido, porque para cambiar del derecho al revés hay que pasar la espalda del vestido por el hueco del hombro... es un rollo, pero necesario!




10. Vamos a hacer la costura de pulido como en el cuello. La única diferencia es que no podremos hacerla de principio a final de la sisa, porque en el trocito del hombro no seremos capaces de pasar con la máquina. Empezamos desde el extremo delantero de la sisa y tratamos de llegar al hombro todo lo que podamos, y luego lo mismo desde el extremo trasero.




Así nos quedará esta costura de pulido, si aumentas la imagen verás que no llega al trocito mas cercano a la costura del hombro.


Lo más latoso de la confección del vestido ya está!!

11. Ahora vamos a cerrar los laterales. Hay que unir forro con forro y vestido con vestido. Podemos empezar la costura por el bajo del forro, pasando por la sisa, hasta el bajo del vestido. Todo de un tirón! O hacerlo en 2 costuras separadas, como prefiráis.

Solo hay que tener cuidado de que en la sisa quede bien colocada la unión de las telas, así que será por ahí por donde empecemos a colocar alfileres.


Colocamos alfileres a lo largo de todo el lateral, y cosemos!




Una vez cosida planchamos abriendo la costura. Nos queda algo así:




12. Para rematar los laterales del vestido, vamos a hacer un pequeño pespunte de seguridad en la sisa, para evitar que el forro salga hacia afuera, y conseguir que nada se mueva de su sitio!

Vamos a coser un par de centímetros desde la sisa sobre la costura lateral del vestido, para fijar las dos telas. Es el trocito que señalo con el dedo, más o menos hasta el alfiler. Espero que se entienda.




Cosemos sobre la costura del lateral del vestido, por el derecho, uniendo la tela del vestido a la del forro.






Ni se nota, y eso que yo estoy cosiendo con hilo blanco sobre la tela amarilla...

13.  Lo siguiente es el bajo del vestido. Si lleva puntilla la cosemos a máquina, y si no la lleva hay que coserlo a mano!!! Obligatorio eh!! Me duelen los ojos cada vez que veo un bajo de vestido con dobladillo a máquina!!! Y lo peor es que se ven muy a menudo....

Colocamos la puntilla sobre el derecho de la tela, enfrentando el derecho de la puntilla con el derecho de la tela, y cosemos.



Si la cosemos al borde, como es mi caso, luego doblamos hacia dentro la costura. Con algunas telas es es suficiente con pasarle la plancha para que todo quede en su sitio, pero yo prefiero asegurar con un pespunte al borde o una costura invisible a mano para asegurar que no se baje la costura.
En este vestido yo voy a hacer la costura invisible a mano, porque no tengo hilo amarillo... jejeje

Colocamos la puntilla sobre el derecho de la tela, enfrentando el derecho de la puntilla con el derecho de la tela, y cosemos.




14. Rematamos el bajo del forro. Con dobladillo a máquina es suficiente, pero yo le voy a poner una puntillita de nylon, cosida al forro con un zigzag pequeñito, y luego recorto la tela que sobra bajo la costura.



15. Por último, terminamos de coser las vistas de la espalda (la costura que dejamos a medias al principio del vestido). La rematamos hasta abajo.



Con esto doy por terminado el tutorial, y casi casi el vestido. Sólo tenemos pendiente hacer los ojales, coser los botones, recortar algún hilo que nos quede por ahí y darle un último repaso con la plancha.... y después de todo eso, tendremos que tener en las manos un vestido monísimo!!!

Este es el mío...  y si has usado este tutorial, espero ver el tuyo!!


Como siempre, si hay alguna duda... aquí estoy!!

lunes, 9 de marzo de 2015

Vestido amarillo, con el buen tiempo llega el color!!



Si hay un color que viene con fuerza esta temporada, ese es el amarillo. Y como falta nada para la llegada de la primavera, es hora de ir llenando de colorido el armario de los niños.

Yo empiezo con este vestido, de corte trapecio, confeccionado en un piqué amarillo precioso, tanto por el color como por el dibujo (se ve mucho mas bonito al natural, en las fotos lo veo muy bruto), y combinado con una puntilla enorme (doble) en azulón.




¿Os parece soso? ¿Le pondríais algo más en el delantero?




¿Queréis hacer un vestido de este estilo para vuestras niñas? A medida que lo cosí fui tomando fotos y escribiendo un pequeño tutorial con los pasos que yo sigo para hacerlos. Me queda repasarlo un poquito y en unos días lo publico... ¿os apetece?




Espero que os guste... y espero también vuestras opiniones, especialmente sobre si añadir algo mas de adorno.

Bicos!

lunes, 2 de marzo de 2015

Faldón de "tela bordada"


Este faldón lo hice con mucho cariño durante el embarazo, pequeñito, para los primeros días de Carolina, pensando en que lo estrenase en las fiestas de Navidad. Como sabéis al final Carolina se retrasó un "poquito", y no llegó para Navidad, pero lo estrenó con sólo 6 días en una fiesta también muy especial, el día de su bautizo.

No es el faldón que le hice para bautizar, ese os lo enseñaré otro día (aún no tengo fotos decentes), este se lo pusimos después para la fiesta. Yo soy de la opinión de que los trajes son para disfrutarlos y no me gusta que cambien a los niños "para que no se manchen", pero teniendo en cuenta que el faldón del bautizo es de lino, que era el día 4 de enero, y que Carolina tenía 6 días... pues estaba más calentita con este, y más cómoda (y yo también... que somos padres primerizos y en aquel faldón había muuuucha tela jejeje). El caso es que la protagonista lució dos modelitos ese día!!

La gracia de este faldón es la tela, esta tela toda bordada al estilo de las puntillas, una reliquia con la que me hice al principio del embarazo, y la guardé esperando saber si era niña para hacerle un faldón. La idea la tenía clara desde el primer momento, en cuanto vi la tela me lo imaginé: un cuerpo de punto sencillo, y adornado todo con recortes de la propia tela.


Así, recortando los motivos de la tela, es como hice el "cinturón", la puntilla de la capota y la de los patucos.

Os fijareis que los puños son diferentes... es que "perdí" (en casa), las puntillas que ya tenía preparadas para colocarles, y todavía no aparecieron. Cuando aparezcan pienso cambiarlas, pero todavía nada... seguiremos esperando!

Os pongo una foto solo de la tela, de cerca, para que la veáis un poquito mejor. Es de una calidad "de las que ya no hay", como dicen las abuelas.



En el centro del cuerpo y en los puños les bordé unas florecitas rococó, un pequeño detalle que lo hace muy tierno.




Esta temporada estoy enamorada de los puños ajustados con lacito, y más después de comprobar lo cómodos que son.

Y por último una fotito de los complementos, patucos y capota, a juego con el faldón.




Es un conjunto muy clásico, muy rococó, pero yo lo veo monísimo... y hay que aprovechar que no me dejarán vestirla así durante mucho tiempo!!

Un besiño!